Conozca los desafíos para evangelizar en Corea del Norte

Conozca los desafíos para evangelizar en Corea del Norte

04-09-2018

Corea del Norte es uno de los países más peligrosos y secretos de la tierra.

Sin embargo, docenas de misioneros cristianos se alinean todos los días a lo largo de la frontera china para predicar el evangelio a los norcoreanos desesperados.

Una de ellas, es una mujer coreana-china de 69 años, quien evangeliza en la frontera.

Durante 20 años, ella oró, cantó e introdujo a innumerables norcoreanos a Cristo.

"Siempre oro y estoy con Dios, así que no estoy preocupado", dijo la mujer a The Associated Press.

A veces les pide a sus conversos que hagan lo impensable: regresar al Reino Ermitaño y establecer sus propias iglesias secretas.

Los desertores de Corea del Norte dicen que los cristianos a menudo son asesinados por el gobierno o enviados a campos de trabajos forzados.

En los últimos años, 10 misioneros y pastores han muerto misteriosamente, según la Kim Kyou Ho, directora de Chosen People Network, con sede en Seúl. Muchos creen que Corea del Norte es responsable.

El cristianismo es visto como una gran amenaza para Kim Jon Un, quien es visto como un dios en el país.

Sin embargo, los cristianos de Corea del Sur están decididos a difundir las Buenas Nuevas a sus vecinos a través de medios creativos.

Algunos creyentes escriben el evangelio en globos y los envían al norte.

"Al enviar estos globos, les hacemos saber a nuestros hermanos y hermanas de Corea del Norte que estamos orando por ellos y que las escrituras en los globos están destinadas a alentarlos", dijo un creyente encubierto a CBN News.

Si bien es difícil saber la extensión y el tamaño de la iglesia de Corea del Norte, Dios se está moviendo en el país.

CBN News obtuvo grabaciones de audio y fotografías de reuniones secretas de la iglesia subterránea dentro de Corea del Norte.

Nadie sabe cuándo Corea del Norte será liberada, pero los misioneros en su frontera sí saben que van a seguir compartiendo el evangelio hasta que sus vecinos puedan adorar a Jesús sin miedo.