Médicos cristianos junto al ejército israelí realizan una riesgosa misión para ayudar a su prójimo

Médicos cristianos junto al ejército israelí realizan una riesgosa misión para ayudar a su prójimo

12-14-2017
5680652328001

El siguiente es un reporte exclusivo de CBN News… de manera secreta, un grupo de médicos cristianos junto a las fuerzas israelíes están llevando ayuda física y espiritual a Siria.

La historia inicia en los altos de Golán, en medio de la noche… soldados israelíes dentro de Siria, proporcionan esperanza en forma de suministros médicos para los sirios atrapados en una larga y sangrienta guerra civil… ¿su aliado?... Un grupo cristiano llamado Frontier Alliance International, o F.A.I.

“Apoyamos al Estado de Israel y amamos al pueblo judío. Entonces, poder participar en la crisis siria a través de la frontera israelí en cooperación con el ejército israelí es un gran privilegio para nosotros como organización”, dice Dalton Thomas, de F.A.I.

Esta noche, la Dra. Sally Parsons y la enfermera de trauma, Debbie Dennison, regresan de una gira de siete semanas en una aldea siria.

Parsons y Dennison sirvieron en este hospital improvisado…

La Dra. Parsons explica el motivo de ir ahí: “Porque el Señor nos llama a todo el mundo para todas las naciones, pero sentí específicamente que Dios me dijo que esto es lo que se suponía que debía hacer”.

Parsons – cirujana por treinta años – enfrentó procedimientos que nunca antes había realizado. Cuando el equipo no sabía qué hacer, oraban e incluso, buscaban en Youtube.

"Descargamos un video de YouTube para la cesárea y lo hicimos. Oré mucho más de lo que leí", comentó.

Durante su carrera, Parsons nunca había realizado una cesaría. En Siria, hizo seis.

“Cuando ayudé ese pequeño bebé a nacer, podía sentir sus manos sobre las mías”, indicó Parsons.

“Es lo que nos sustentó, ser capaces de ver una nueva vida en una terrible guerra. Fue una bendición increíble”, precisó Parsons.
Dennison encontró belleza oculta debajo del velo de las mujeres.

“En la sala de examen para mujeres, se quitaban los burkas y revelaban sus rostros. Fue tan milagroso para mí, porque no estaban escondidas y su belleza salía a relucir. Estas mujeres ya no eran un alguien sin personalidad, sino una mujer con una vida, una mujer con sus hijos. Las conocimos en su gloria, en su belleza, en su dolor y fue una experiencia asombrosa para mí”, comenta Dennison.

Parsons y su equipo enviaron los casos más severos a Israel. Su misión es parte de un proyecto más grande llamado “Buen Vecino” donde Israel provee alimento, combustible, agua y tratamiento médico. Hasta ahora, se han tratado más de cinco mil sirios en hospitales israelíes.

El comandante israelí Sergey es el director médico de “Buen Vecino”, el comenta por qué hace eso.

“Para nuestro lado es una pregunta muy simple… No puedo ver el otro lado de la frontera, a ese que se muere de hambre en su territorio, sin ayudarle. Es una situación fuerte que viven allá y ese es mi punto, es mi oportunidad de ayudarles, ellos lo necesitan. Ese es el punto: si lo necesitan y se los puedo dar, estoy orgulloso de hacerlo”, precisa Sergey.

“No conozco otro ejército en el mundo que priorice el compromiso afectivo con su enemigo para construir un buen vecindario. Lo que ha hecho el Ejército de Israel en los últimos 5 o 6 años, desde que inició la revolución, fue decir: "Hey, pongamos la política a un lado y busquemos construir un buen vecindario siendo buenos vecinos", indica Dalton Thomas.

“Estoy muy orgulloso de estar en este punto y debo darle gracias a la organización F.A.I. por el equipo médico altamente profesional para ayudar al lado sirio. Esto no es simple y en especial por ser un oficial israelí, estoy muy orgulloso de estar en esta situación”, dice Sergey.

La mayoría de heridos vienen al hospital Nahariya, en Israel. Chris Mitchell, de CBN News, se visitó con bata y guantes para hablar con estos hombres sirios, quienes no solo reciben ayuda física, sino una transformación del corazón.

“Una vez que llegue a Israel, mi punto de visto de los israelitas cambió completamente. Me enseñaron que Israel era el malo, que es el enemigo. Ahora, sé que es lo opuesto. Doy gracias a Dios por llegar a Israel a tiempo, porque si no estuviera aquí, no estaría con vida ahora”, dice Alias “A”.

El equipo cambió la visión de estos sirios sobre los cristianos.

“Antes pensaba que los cristianos eran personas malas, pero descubrí que son personas buenas y me ayudaron”, comenta Alias “M”.

Durante la misión, enfrentaron bombas como esta y se refugiaron unas sesenta veces. Incluso enfrentaron un mig ruso…

“Consideré que podía perder mi vida allá, pero consideré que, si Él me llamó, me iba a sostener a través de ello y todo iba a estar bien”, dice Parsons.

“Había que considerar el costo. Uno debe decir: le amo tanto que estoy dispuesta a poner mi vida. Claro, mi respuesta era sí”, precisa Dennison.

Thomas les llama héroes.

"Estas son personas dispuestas, desinteresadas, increíblemente como Cristo. El autor de Hebreos dijo que estos son de los cuales el mundo no es digno y creo que estas personas son de las que el mundo no es digno", comenta.

Otros operan dentro de Siria y el proyecto conjunto está creciendo. Thomas dice que los cristianos pueden ayudar.

“Primero que todo, orar, interceder. Jesús fue claro. Oren por el Señor de la cosecha, que envíe trabajadores. Segundo, si es un médico profesional, si ama al Señor, si puede lidiar con estas circunstancias, si puede trabajar en equipo y en un ambiente como este, le queremos y le necesitamos”, indica.

Algunos consideran esto como un genuino plan de paz en Medio Oriente… judíos ayudando cristianos, ayudando musulmanes.

“Personas son personas, sin importar cómo los etiquetemos: musulmanes, cristianos o judíos. Pero debajo de eso, son hombres y mujeres, con las mismas necesidades y las mismas dolencias que nosotros y necesitan compasión y amor. Sin importar las barreras, todos respondemos al amor. Como cristianos entramos a una comunidad que no nos conoce. Ellos tienen una enemistad histórica hacia los cristianos, pero solo requirió una expresión de amor y fuimos recibidos con los brazos abiertos”, concluye Dennison.