El sonido del Shofar, un llamado al arrepentimiento

El sonido del Shofar, un llamado al arrepentimiento

09-29-2017
5593601853001

Para los judíos esta es una temporada especial de celebraciones bíblicas con el Rosh Hashaná, el año nuevo tradicional judío y el Yom Kipur, el Día de la Expiación. En ambas celebraciones se utiliza el instrumento musical el shofar, representativo de la comunidad judía.   

Rosh Hashaná literalmente significa “La Cabeza del Año”, el año nuevo. Pero, bíblicamente, es más que eso. En Levítico se le llama Yom Teruah, el Día de Sonar las Trompetas o un Cuerno de Carnero, el día del juicio.

“La única mitzvá, el único mandamiento durante Rosh Hashaná es en realidad escuchar el sonido del shofar. Y así todos se reúnen en la sinagoga para oír el sonido del shofar. Es algo que las personas conectan a su alma para escuchar el sonido del shofar”, dice Eli Ribak, creador de shofares.

La onda aguda del shofar debe recordar al oyente que se arrepienta de sus pecados y haga cosas buenas por sus hermanos. Los rabinos dicen que la reconciliación con Dios y el hombre, confunden al enemigo.

“El shofar es un instrumento musical hecho de un cuerno. Este es el instrumento más antiguo y los judíos ortodoxos se han comprometido a escuchar el sonido del shofar durante el año nuevo, nuestro día del juicio”, indica Ribak.

Eli Ribak es la tercera generación en hacer shofares en el negocio familiar.

“Tomamos el cuerno natural, el proceso de triturar, pulir, abrir una boquilla es rápido, pero se necesita mucha experiencia y trabajo a mano, porque cada cuerno es de un tamaño distinto, un grosor diferente, entonces se debe tener experiencia para hacer un buen shofar”, precisa Ribak.

El cuerno de carnero se usa tradicionalmente porque cuando Abraham estuvo dispuesto a sacrificar a su hijo, Dios le proveyó un carnero para ser usado en su lugar.

“En realidad, todos los tipos de cuernos son kósher, excepto la vaca”, dice Ribak.

Esto es porque los judíos no quieren recordarle a Dios cuando Israel adoró el becerro de oro en el desierto. Además, de los tonos distinctivos de los diferentes cuernos, hay tres sonidos distintos.

Se oye el shofar en sinagogas y el Muro Occidental cada mañana un mes antes del día festivo, para dar suficiente tiempo para el arrepentimiento.

“Tú y yo sabemos que necesitamos muchos recordatorios en nuestro diario vivir para arrepentirnos, para pensar en las cosas de Dios… es como un despertador para el alma”, comenta Boaz Michael, fundador de First Frutis of Zion.

Ribak dice que no solo los judíos soplan el shofar.

“Vendemos shofares en todo el mundo. Se los vendemos a judíos, cristianos, mesiánicos y evangélicos”, precisa Ribak.

Rosh Hashaná es el banquete del sétimo mes, pero en la tradición judía representa el año nuevo.

“En la coronación de reyes de Israel, los shofares sonaban. Anunciaban el nuevo rey o la llegada del rey. Entonces, igualmente en Rosh Hashaná… Sé que muchas veces en el mundo cristiano, los shofares suenan todo el año, pero en el judaísmo solo se soplan por tiempo limitado durante el año, durante este tiempo, el mes de Elul, en Rosh Hashaná”, dice Michael.

Michael dice que es un presagio para quienes creen en Yeshúa, Jesús.

“Y nos dicen algo, nos hablan, nos recuerdan de algo y una de las cosas que nos recuerdan es la creación del mundo, la venida del rey, el rey Mesías, un día en este tiempo, la coronación de su Reino aquí en la tierra. El shofar está para recordarnos de eso y hablarnos cada día que oímos su sonido”.