X

Christian Living

Spiritual Life

General Bible Courses > Cimientos de Nuestra Fe

Capítulo 6 – La Salvación

La Salvación

Yo estaba sentado dentro de una pequeña casa cuando la anciana Amelia de 95 años me contó como acepto a Jesús como su Salvador.

Muchos años atrás ella había estado de pie en la puerta de una Iglesia en América Latina. Ella tenia temor entrar. Pero donde estaba parada escuchaba con atención lo que el predicador decía. “Jesús es tu Salvador El te ha de salvar de tus pecados. Cuando tu estés en necesidad, simplemente llama a Jesús.”

Ese día regreso caminando a la colina donde vivía y tan pronto entro a su cuarto ella escucho un grujido. Repentinamente, antes que ella pudiese correr, una boa constrictor muy grande enrollo todo su cuerpo. Amelia podía mirar la cabeza muy grande de la boa en frente de su rostro cuando comenzó a ajustarla. Ella recordó las palabras del predicador y en su desesperación ella grito ¡Jesús, sálvame! ¡Jesús, sálvame! La boa aflojó y dejó de ajustarla. La culebra cayó del cuerpo de Amelia y se deslizó fuera del cuarto.

 No hace falta decir que aquel día Amelia no solo le dió gracias al Señor Jesús por salvarla físicamente (del ataque de esta boa constrictor). Pues Amelia le pidió a Jesús que la salve espiritualmente también.

El mismo Señor Jesús que salvo Amelia también te puede salvar. Estudiemos acerca de esta preciosa Salvación y lo que tu puedes hacer para obtenerla.

En esta lección vas a estudiar…

Definición de la Salvación

Introducción a la Salvación

Resultado de la Salvación

Esta lección le ayudara a Ud….

  • A describir lo que la Salvación significa.
  • Aplicar los principios de la Salvación a tu vida.
  • Examinar tu vida en la luz de los resultados esperados de la Salvación.

Definición de la Salvación

Objetivo 1. Reconociendo las definiciones bíblicas de la Salvación

Un día un hombre joven de una universidad me dijo. “Hay muchos caminos para la Salvación y el cielo. La sinceridad es la llave para alcanzar el cielo. Tú puedes creer lo que tu desees lo que importa es que seas sincero.”

¿Estaba el correcto? ¿Es ser sincero más que suficiente? ¿O puede una persona ser sincera y estar en error?

La Biblia es muy clara cuando dice que la libertad del pecado solamente se obtiene a través de Cristo Jesús. Apocalipsis 1:5 dice, “El (Cristo Jesús) nos ama. Y por su muerte El nos ha libertado de nuestros pecados.”

Hechos 4:12 declara: “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, (Cristo Jesús) dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”

Así que, definimos Salvación cuando decimos que es el perdón de los pecados, pero debemos agregar “A través de la muerte de Cristo Jesús.”

¿Quien necesita esta Salvación? Tal como hemos estudiado previamente, todos somos pecadores y hemos sido sentenciados a la muerte eterna o separación de Dios. Ezequiel 18:4 dice, “La persona que peca es la que ha de morir.” Y en Romanos 3:23 leemos, “Todos hemos pecado y estamos lejos de la presencia Salvadora de Dios.” Todo ser humano tiene necesidad de ser perdonado de sus pecados, ser perdonado a través de Cristo Jesús.

Introducción a la Salvación

Objetivo 2. Identificar las declaraciones que muestran las bases para la Salvación.

Unos pocos años después de la resurrección de Jesús. El escritor del libro de los Hechos cuenta la historia de un carcelero que estaba muy asustado puesto que había ocurrido un terremoto y el pensó que algunos de los prisioneros habían escapado. Dos de ellos, Pablo y Silas, quienes eran seguidores de Cristo. 

Pablo y Silas rápidamente le garantizaron al carcelero que ninguno de los prisioneros se había fugado. Entonces el carcelero, viendo que Dios había hecho un milagro, les pregunto como el podía ser salvo. La respuesta que los creyentes le dieron a el fue muy simple. Y se encuentra en Hechos 16:31. “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo.” Así que el primer paso que tú debes tomar para recibir salvación es creer en el Señor Jesús.

¿En que forma debemos creer? Nuevamente la Biblia tiene la respuesta. Dice que debemos aceptarlo como Señor y Salvador, y confiar en que El nos ha de llevar al cielo.

Estas palabras se han escrito para que tú creas que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios y que a través de nuestra fe en El tengamos vida en su nombre. (Juan 20:31)

Cuando nosotros aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador nosotros también debemos dejar de pecar. Debemos arrepentirnos y pedirle a Dios, por el propósito de Jesús, que nos perdone y nos haga limpios. Si le pedimos que haga esto, debemos confiar que El nos ha de perdonar y asimismo limpiarnos. Recuerda 1 de Juan 1:9. “Si confesamos nuestros pecados a Dios. El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.”

Esta aceptación de Jesús como nuestro Señor y Salvador es hecho simplemente hablándole a El como lo hacemos como con un amigo. Si nunca has tomado este paso, simplemente dile a Dios que tu deseas aceptar el perdón que El ofrece. Talvez puedas decirlo en tus propias palabras algo como:

“Querido Padre, yo reconozco que soy un pecador.

Yo me arrepiento de mis pecados y te pido me perdones.

Límpiame y cuídame de toda maldad.

Yo acepto el sacrificio de tu Hijo, Jesús quien murió por mí.

Yo quiero que El venga a mi vida y sea mi Señor y Salvador.

Muchas Gracias.  Amen.”

¡Una vez que tú has hecho esta oración con sinceridad, puedes confiar que tus pecados están perdonados! Puedes adorarlo y darles gracias a Dios que ahora ya le perteneces, que ahora eres su hijo (a).

Las consecuencias de la Salvación

Objetivo 3. Reconociendo cinco buenos resultados de la Salvación.

¿Que pasa cuando tu aceptas la Salvación? Un cambio espiritual definitivo, una transformación, ocurre en ti. Algunas veces a esto se le llama un cambio de corazón. Segunda de Corintios 7:10 dice, "La tristeza que es según Dios produce arrepentimiento un cambio de corazón que nos guía a la Salvación.” Segunda de Corintios 5:17 nos dice. “De modo que si alguno esta en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron todas son hechas nuevas.” Este cambio puede ser visto en varias formas. Algunas veces las actitudes de las personas acerca de la vida cambia de tristeza a la felicidad, o talvez esta persona comienza a amar a alguien que nunca pudo amarlo antes. 

Asimismo se produce transformaciones físicas. Aquellos que han estado esclavizados por hábitos como el alcoholismo pueden ser libres. El Señor es poderoso para hacer los cambios necesarios en la persona que cree en El.

Aceptar a Cristo Jesús como Señor y Salvador también significa nacer en la familia de Dios. Esto es lo que Jesús quiso decir en Juan 3:3 que nosotros debemos “nacer de nuevo.”

Juan 1:12-13 dice:

Mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Estos no nacieron de sangre, ni por voluntad de carne, ni por voluntad de varón, sino de Dios.

La Biblia también habla de adopción que nos trae a raíz de esta relación con Dios. Por adopción somos recibidos en la familia de Dios. Dios nos hace sus hijos, dándonos todos los derechos de la herencia que pertenecen a los hijos de Dios.

El Espíritu mismo da testimonio a nuestros espíritus declarando que somos hijos de Dios. Puesto que somos sus hijos, nosotros poseemos las bendiciones que El da a su pueblo como herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos con El, para que juntamente con El seamos glorificados (Romanos 8:16-17).

Ser parte de la familia de Dios es algo especial. Por eso que escuchamos a los cristianos decirse del uno al otro “hermano” o “hermana.” Esta es la forma de decir, "Nosotros pertenecemos a la misma familia.”

¿Estamos seguros de nuestra salvación? Un día una joven mujer pidió oración. Ella dijo que cuando acepto a Cristo como su Salvador se había sentido maravillosamente, llena de alegría. Ahora no se sentía en la misma forma y quería saber porque ella había “perdido su Salvación.” Nosotros sabemos que no hemos sido salvados por sentimientos. Pero por creer a Dios en su palabra.

Si hemos cumplido las condiciones que la Biblia nos da para la Salvación, debemos creer que hemos sido salvados no importa como nos sintamos. El Espíritu Santo puede hablarnos a nuestros corazones y darnos esta seguridad. Podemos encontrar confirmación a través de nuestros hermanos y hermanas en Cristo también, como mi amiga que en aquel día vino a mi por oración.

 “Nosotros sabemos que hemos dejado la muerte por la vida, lo sabemos porque amamos a nuestros hermanos. El que no ama a su hermano permanece en muerte”. (1 de Juan 3:14)

Talvez has escuchado a los cristianos estas palabras justificación y santificación. ¿Cual es el significado de estas palabras?

La justificación es estar libre de pecado, hecho justo. Y es el resultado de la Salvación. Dios nos ha perdonado nuestros pecados, ha borrado nuestra culpabilidad, y declara que ahora somos justos-como si nunca hubiéramos hecho nada malo. Romanos 5:1 nos dice. “Ahora que estamos justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” TENIENDO LA PAZ CON DIOS ES ESTAR JUSTIFICADO.

Santificación significa ser hecho santo, esto es estar limpio de pecado y dedicado a Dios.

Que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser-espíritu, alma y cuerpo-sea guardado irreprochable para la venida de nuestro Señor Jesucristo (1 de Tesalonicenses 5:23).

Dios quiere que todo creyente sea santificado. Hecho santo. “La voluntad de Dios es vuestra santificación; que te aparte completamente de toda inmoralidad sexual.” (1 de Tesalonicenses 4:3). “Trata de vivir en paz con todos y trata de vivir una vida santa, sin la cual nadie vera al Señor.” (Hebreos 12:14).

Hay otro punto que deberíamos tocar mientras hablamos de los resultados de la muerte de Jesús en la cruz. Y esto es la Sanidad Divina. La Sanidad Divina esta incluida como uno de los beneficios que Jesús trajo para nosotros al morir en el calvario.

Al caer la noche le llevaron muchos endemoniados, y con la palabra hecho fuera a los demonios y sano a todos los enfermos, para que se cumpliera lo que el profeta Isaías había dicho: “Y el mismo tomo nuestras enfermedades y llevo nuestras dolencias”. (Mateo 8:16-17).

“Mas El fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecado. Por darnos la paz cayo sobre el castigo y por sus llagas fuimos nosotros sanados”.( Isaias 53:5). La Sanidad Divina es el poder sobrenatural de Dios que nos trae salud a nuestro cuerpo humano. Santiago 5:14-15 nos dice como debemos clamar esta Sanidad:

¿Esta alguno enfermo entre vosotros? Que llamen a los ancianos de las iglesias, y oren por el ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvara al enfermo, y el Señor lo levantara; y si hubiese cometido pecado, estos les serán perdonados.

Take the quiz

Quiz Instructions

Pon a prueba tu conocimiento tomando este breve cuestionario cual cubre lo que acaba de leer en esta página. Selecciona la respuesta(s) correcta.

1. Selecciona los versos que nos dicen que la Salvación se obtiene a través de Cristo Jesús.

a) Lucas 19:10

b) Romanos 5:8

c) Romanos 1:16

d) Galatas 1:4

2. Escoja las respuestas que mejor complete esta oración. La Salvación significa _____.

a) Ser sincero en cualquier cosa que creamos.

b) Libertad del pecado a través de Cristo Jesús.

3. Selecciona las declaraciones que son VERDADERAS.

a) Solamente aquellos que hacen daño a otros necesitan Salvación.

b) Hay muchos caminos hacia Dios y al cielo.

c) Los hombres buenos serán salvados.

d) Ninguna de las opciones.

4. Lee Romanos 1:16. Dice que la salvación es para todos lo que _____.

a) Viven de acuerdo a sus reglas.

b) Creen

c) Es millonario

5. De acuerdo a Hechos 16:31 y Juan 20:31, creer para ser salvado debe ser en _____.

a) El Señor Jesús

b) Los discípulos que fueron santos

c) Tradiciones de tu Iglesia

6. Selecciona las respuestas correctas para la siguiente pregunta. ¿Cuál de las siguientes frases son resultado de la Salvación?

a) Transformación

b) Adopción o “Nacer de Nuevo”

c) Justificación

d) Santificación

e) Acceso a la Salud Divina

7. El concepto de la transformación es _____.

a) ser hecho santo

b) ser sanado por lo sobrenatural

c) un cambio completo

d) volverse parte de la familia de Dios

e) ser hecho justo

8. El concepto de la santificación es ser _____.

a) hecho santo

b) sanado por lo sobrenatural

c) un cambio completo

d) volverse parte de la familia de Dios

e) hecho justo

9. El concepto de la justificación es ser _____.

a) hecho santo

b) sanado por lo sobrenatural

c) un cambio completo

d) volverse parte de la familia de Dios

e) hecho justo

10. El concepto de la salud divina es ser _____.

a) hecho santo

b) sanado por lo sobrenatural

c) un cambio completo

d) volverse parte de la familia de Dios

e) hecho justo

11. El concepto de la adopción es _____.

a) ser hecho santo

b) ser sanado por lo sobrenatural

c) un cambio completo

d) volverse parte de la familia de Dios

e) ser hecho justo

Get more than a Sunday sermon. Get to know others seeking God’s guidance and wisdom for life.
We are here to help and encourage you! Send a prayer request now, or call 1‑800‑700‑7000
Can God change your life? God made it possible for you to know. Discover God's peace now.
Donate