Una valiente niña y un niño de 10 años suspendidos después de pedir ser excusados de una lección LGBT

Una valiente niña y un niño de 10 años suspendidos después de pedir ser excusados de una lección LGBT

07-11-2019

Kaysey (derecha) y su madre Karen (Foto cortesía: Christian Concern)

Una niña de 10 años en Gran Bretaña habla con valentía en video después de ser suspendida de clase, acusada de hacer comentarios homofóbicos durante una clase de LGBT. No solo está negando esa afirmación, sino que dice que ni siquiera sabía qué significaba esa palabra.

Kaysey y un compañero de clase llamado Farrell, que estudian en una escuela en el sur de Londres, pidieron ser excluidos de una lección escolar que promovió el mes del orgullo LGBT. 

La maestra, Susan Papas, les dijo a los dos estudiantes que la lección era parte del plan de estudios y negarse a participar no era una opción, según el Centro Legal Cristiano que lucha por la libertad religiosa en el Reino Unido. Pero los dos niños defendieron valientemente sus creencias, a pesar de su corta edad.

A Kaysey y Farrell se les dijo que estaban siendo homofóbicos y fueron acusados ​​de hacer comentarios anti-LGBT en clase. El profesor incluso los acusó de querer matar a personas LGBT. Los dos niños pequeños dicen que nunca dijeron eso, y habían rechazado la afirmación cuando la maestra exigió: "¿Quieres que mueran?" 

Kaysey dice que ni siquiera sabía qué significaba la palabra "homofóbica" hasta que su maestra se lo explicó.

"Me sentí confundida cuando dijo que estaba siendo muy homofóbica. No soy homofóbica. Creo que están tratando de confundir a los niños. Antes de que todo esto sucediera, estaban completamente seguros de quiénes eran, pero ahora no lo son", dijo Kaysey.

Kaysey, una cristiana pentecostal, defiende sus creencias en un video de Christian Concern y explica que los niños están perdiendo confianza en sí mismos.

Vea aquí el video en su idioma original

"Realmente está afectando a los niños. Ahora están perdiendo confianza en sí mismos y pensando: '¿Por qué soy esta persona, por qué no podría ser otra persona?"

"Los maestros están diciendo que esto está haciendo bien a los niños, pero no es así. Desde que esto se presentó en las escuelas, ahora los niños se enfrentan a la elección de qué género son", agregó Kaysey.

A pesar de suspender a Kaysey y Farrell por expresar sus creencias, la escuela primaria Heavers Farm muestra el valor del respeto mutuo en su sitio web: 
"Dentro de nuestras escuelas, hemos creado entornos seguros y de apoyo donde los niños pueden expresar sus opiniones y tomar sus propias decisiones".

Más de 23,000 personas han firmado una petición para apoyar a Kaysey y otros estudiantes valientes que solicitan ser eximidos de las lecciones de la clase LGBT.