Caridad Católica ayuda a las familias en crisis en la frontera

Caridad Católica ayuda a las familias en crisis en la frontera

03-26-2021
migrantes

El viaje a los EE. UU. es difícil para cualquier migrante que desee ingresar al país, pero es especialmente difícil para los menores de seis años.

Un equipo de CBN News en la frontera sur vio eso de primera mano esta semana cuando visitaron el Centro de Respiro de Crisis Humanitaria de Caridades Católicas del Valle del Río Grande.

"Cualquier niño menor de seis años no puede regresar a México y, por lo tanto, estamos viendo esta gran cantidad de familias en los Estados Unidos porque son liberados para que puedan continuar sus procedimientos legales aquí", dijo la monja Norma Pimentel a CBN News. "Los sacamos de la patrulla fronteriza para asegurarnos de que estén a salvo porque son mamás, niños y familias que están expuestos a grandes peligros y traficantes y otros que quieren aprovecharse de ellos".

Pimentel dijo que está más preocupada por los bebés que hacen el viaje.

"Niños, eso es lo que me preocupa son los bebés", continuó Pimentel. "Necesitan leche, necesitan cosas y, por lo tanto, poder proporcionarles suficiente agua, suficiente comida, suficientes cosas que mamá necesitará".

Las familias reciben una prueba de COVID-19 cuando llegan por primera vez al centro. Aquellos que pasan vienen para tomar un respiro hasta que sepan adónde se dirigen.

"Tienen la oportunidad de comer, de ducharse, de cambiarse de ropa para conseguir lo que necesita una familia que lleva un tiempo viajando", explicó Pimentel.

Pimentel dijo que las familias que dan positivo por COVID-19 son llevadas a un hotel que permite casos de COVID-19 y son atendidas por Caridades Católicas hasta que se recuperan.

"Es nuestra responsabilidad ya sean leyes, políticas, respuestas, hagamos lo que hagamos, no perdemos de vista su humanidad porque entonces perdemos nuestra humanidad en el proceso", señaló. "Nosotros, como personas de la iglesia, estamos aquí para mostrarles que somos solidarios con ellos, estamos aquí para estar presentes con ellos, para acompañarlos en sus luchas, en su dolor y en sus éxitos".

A pesar de los informes de un número récord de personas que cruzan la frontera, Pimentel le dijo a CBN News que han visto números más altos antes.

"Ayer fueron 600. Hoy fueron 700. Pero ya sabes, no hemos alcanzado los números tan altos que alcanzamos en 2019 en la administración anterior. Pero si las cosas van, avanzando, lo más probable es que veamos esos mismos números más adelante en el año”, cree Pimentel.

Pimentel dijo que espera que la administración de Biden aborde la razón por la que los migrantes están huyendo de sus hogares.

"Es importante saber quién ingresa a nuestro país, mantener a nuestra gente a salvo, pero el problema, la realidad de por qué viene la gente, eso es lo que debe abordarse para que la gente no tenga que venir", dijo Pimentel. "No se sienten obligados a dejar lo que está sucediendo en su país".

También alentó a los estadounidenses a no tener miedo de los que ingresan al país.

"Mi mensaje para el público estadounidense es no tener miedo de la vida humana, especialmente porque no son criminales", dijo Pimentel. "Nosotros, como personas de la iglesia, estamos aquí para mostrar que somos solidarios con ellos. Estamos aquí para estar presentes con ellos, para acompañarlos en sus luchas, en su dolor y en sus éxitos".