Presidente de la Alianza Evangélica de El Salvador atrapado en México por la pandemia

Presidente de la Alianza Evangélica de El Salvador atrapado en México por la pandemia

04-28-2020
Mauricio Castellón - Fotografía: Facebook Iglesia Bautista Miramonte

Mauricio Castellón - Fotografía del Facebook Iglesia Bautista Miramonte

El presidente de la Alianza Evangélica de El Salvador, Mauricio Castellón se encuentra atrapado en México debido a las restricciones de vuelos internacionales por la pandemia.  

Según comentó a Mundo Cristiano, se encontraba visitando la Iglesia Bautista Getsemaní, en la ciudad de Puebla, México. Él explicó que el viaje duraría 10 días del 6 de marzo al 16 de marzo, pero debido a la cancelación de vuelos por el cierre de fronteras, el regreso a su país es incierto.

“Poco a poco se fue dando a conocer las noticias a través de los diferentes medios. Estábamos en Monterey, cuando nos empezamos a dar cuenta de los cierres de aeropuertos y vimos como de un día para otro en El Salvador se decidió poner en cuarentena a todos que vinieran del extranjero porque la Organización Mundial de la Salud, decretó como pandemia global el Covid 19”.

Castellón asegura que se ha mantenido en contacto con la embajada de El Salvador en México. “Las personas han sido muy amables, muy honestas, no nos han dado falsas expectativas y siempre han respondido todas nuestras inquietudes”, contó el pastor. 

El pastor dice que aún no hay ninguna fecha definida para su posible repatriación. “Lo que se está buscando es que los contagios sean más espaciados y controlados, pero algunos han mal interpretado que todos los que estamos afuera estamos enfermos, lo cual no es cierto, por lo cual no hay un plan de repatriación público, por lo menos que nosotros conozcamos a pesar de que la Corte Suprema de Justicia ya le ha solicitado al gobierno que presente ese plan” explicó Castellón a Mundo Cristiano.

En cuanto a sus deberes como presidente de la Alianza Evangélica y pastor de la Iglesia Bautista Miramonte, Castellón afirma que como su viaje al extranjero era programado entonces ya había delegado personas que se hicieran cargo tanto de la organización como del ministerio, además él ha estado en contacto a través de diferentes plataformas digitales.

El pastor dice que se encuentra bien de salud y está al lado de su esposa, sin embargo, afirma que estaría más tranquilo si pudiera estar con sus hijos, quienes se encuentran en El Salvador. Mientras tanto se ha mantenido en constante comunicación mediante videollamadas.

En cuanto a la alimentación y el hospedaje la Iglesia Bautista Getsemaní, en la ciudad de Puebla, le ha ayudado atendiéndolos en sus necesidades básicas mientras se encuentran esperando una respuesta del Gobierno de El Salvador. “Confiamos profundamente en la provisión de Dios aún cuando no sepamos las maneras específicas, y eso es lo que hemos visto con mi esposa”, dijo el pastor