Pastora es asesinada frente a su casa para robarle vehículo

Pastora es asesinada frente a su casa para robarle vehículo

08-08-2022
martha_park_via_ap_archivo.jpg

ARCHIVO - Esta foto sin fecha proporcionada por Martha Park muestra a la reverenda Autura Eason-Williams y al reverendo Gregory Waldrop. (Martha Park vía AP, Archivo)

Los seres queridos siguen llorando la pérdida de la reverenda Autura Eason-Williams, una pastora de Memphis y miembro de la comunidad que fue asesinada el mes pasado durante el robo de un vehículo frente a su casa en Whitehaven, Tennessee.

El martes se llevó a cabo un servicio conmemorativo para Eason-Williams, y sus amigos y familiares volverán a reunirse el miércoles para su entierro, semanas después del insensato asesinato del 18 de julio.

Eason-Williams, esposa, madre de cuatro hijos, pastora metodista y superintendente del distrito metropolitano de la Conferencia de Tennessee-Western Kentucky de la Iglesia Metodista Unida, ha sido recordada por su bondad y su activismo comunitario.

"Hoy se me escapan las palabras", escribió el obispo Bill McAlilly, del área episcopal de Nashville de la Iglesia Metodista Unida, en una entrada de su blog un día después del asesinato. "A menudo decimos que nadie es insustituible. Sin embargo, me permito decir que difiero de ese sentimiento. Uno puede ser reemplazado, pero el talento único de una persona no puede ser replicado. Autura tenía un don único para la misión y el ministerio".

Elogió a la difunta líder religiosa por su compasión y amor. "Autura, echaremos de menos tu risa, tu liderazgo, tu amor, tu fidelidad y tu espíritu generoso", escribió. "Fuiste un modelo para nosotros de las palabras de Miqueas: '¿Y qué pide el Señor de ti, sino que hagas justicia, ames la bondad y camines humildemente con tu Dios? Miqueas 6:8".

Dos adolescentes y un hombre de 20 años fueron detenidos y acusados de asesinato por el trágico incidente, aunque se ha debatido sobre el trato que el sistema judicial debe dar a los dos jóvenes de 15 años del caso.

Darrell Eason-Williams, el marido de la víctima y padrastro de sus hijos, dijo a WHBQ-TV que cree que los adolescentes deben ser tratados como adultos. "Quiero que los encierren a todos. No quiero que salgan a la calle", dijo. "Mi esposa no estaba de acuerdo con el asesinato y la violación. Esas eran las dos cosas que ella no soportaba".

Los hijos de la pareja, sin embargo, no quieren que los adolescentes sean juzgados como adultos.

"Si yo dijera 'metan a esos chicos en la cárcel, acúsenlos como adultos, denles la pena de muerte, envíenlos a la cárcel para siempre', no habría aprendido nada de mi madre en 31 años", dijo la hija de Eason-Williams, Ayanna Hampton, durante una reciente conferencia de prensa. Algunos clérigos locales también abogan por que los adolescentes no sean juzgados como adultos, como ha defendido la fiscal del distrito del condado de Shelby, Amy Weirich. "Buscamos justicia y amamos la misericordia", dijo a WHBQ-TV la reverenda Rosalyn Nichols, pastora del Freedom's Chapel Christian Center.

El reverendo Andre E. Johnson, predicador de Gifts of Life Ministries, añadió: "Necesitamos tener una conversación. Tenemos que empezar a hablar de redención y restauración en lugar de sólo de castigo".

Pero Darrell Eason-Williams dijo que no quiere ver a otras familias enfrentarse a lo que él ha tenido que afrontar. Dijo: "Me quitaron a mi mejor amiga", y transmitió que las hermanas de la víctima están de acuerdo con su postura de acusar a los adolescentes.

"A ellos no les importaba su vida. Podían salir con 19 años y no tener antecedentes", dijo. "Yo y sus dos hermanas apoyamos plenamente la petición del fiscal del distrito de trasladar a los sospechosos a un tribunal de adultos".

Según se informa, un juez está examinando las pruebas, incluidas las evaluaciones mentales, los registros escolares y otros elementos, para determinar la mejor manera de proceder. Los adolescentes volverán al tribunal el 12 de septiembre.

Por favor, oren por la familia y los dolientes mientras se desarrolla el funeral y mientras avanzan las discusiones sobre el manejo de los casos de los acusados.