Partido político de Netanyahu marca las elecciones en Israel

Partido político de Netanyahu marca las elecciones en Israel

03-22-2021
Netanyahu

ARCHIVO - En esta imagen de archivo del 8 de marzo de 2021, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en el centro, habla con la prensa tras reunirse con un ciudadano israelí que recibió la vacuna 5 millones del país en una ceremonia en Tel Aviv. (Miriam Alster/Pool via AP)

Los israelíes votaban el martes en sus cuartas elecciones parlamentarias en apenas dos años. De nuevo, la consulta se percibía como un referendo sobre el primer ministro, Benjamin Netanyahu.

Netanyahu, que ha sido primer ministro los últimos 12 años, confía en que los votantes le recompensen por liderar la exitosa campaña de vacunación contra el coronavirus y su acercamiento diplomático al mundo árabe. Sus rivales han destacado sus primeros errores en la estrategia contra el coronavirus, su dependencia de divisivos aliados religiosos y ultranacionalistas y su juicio por corrupción, que sigue en proceso.

Durante los años, Netanyahu se ha labrado una reputación de mago político y hábil manipulador, capaz de sobrevivir a cualquier crisis. Se espera que el mes que viene suban al estrado los testigos en su contra, y el mandatario espera que se produzca otro milagro que le proporcione un parlamento más amigable dispuesto a darle inmunidad o paralizar su juicio.

Sus críticos le describen como un mentiroso en serie que ha provocado dos años de parálisis política al poner su supervivencia políticas y sus problemas legales por delante de los intereses del país.

Los sondeos de opinión apuntaban a una carrera muy ajustada, lo que podría alargar el estancamiento político e incluso provocar unas quintas elecciones sin precedentes. Netanyahu parecía tener una pequeña ventaja debido a los mecanismos del sistema político israelí.

Los votantes en Israel eligen partidos, no a candidatos concretos. El Likud de Netanyahu ya parece favorito a salir como la formación más grande. Pero como ningún partido ha conseguido nunca la mayoría parlamentaria de 61 escaños en solitario, deben formarse alianzas políticas para conseguir una coalición de gobierno. Si los sondeos están en lo cierto, Netanyahu tendría una vía más clara a formar gobierno que sus muchos rivales, que tienen poco en común entre ellos aparte de su hostilidad hacia el mandatario.