X

Christian Living

Spiritual Life

General Bible Courses > Cimientos de Nuestra Fe

Capítulo 11 – La Ley de Dios

La Ley de Dios

No tendrás otros dioses delante de Mi.

No te hagas ídolos, ni semejanza alguna

No uses mi nombre para propósitos de maldad.

Observa el día de Reposo y mantenlo santo

 Honra a tu padre y a tu madre

No Mataras

No cometerás Adulterio

No Hurtaras

No acuses a nadie falsamente

No codiciaras nada de tu prójimo

En la lección 10 estudiamos lo que haremos en el futuro; en esta lección estudiaremos lo que debemos hacer en el presente. Dios escribió los Diez Mandamientos en dos tablas de piedra y se las dios a Moisés que fue un gran líder de Israel. Fue para su pueblo. A pesar de que son leyes antiguas son aplicables también para nosotros en el presente.

En esta lección vas a estudiar…

El Significado y Propósito de la Ley

Obediencia de la Ley

Esta lección le ha de ayudar…

  • A comprender el significado de cada uno de los Mandamientos.
  • Tener conciencia porque Dios dio sus Leyes.
  • Aceptar nuestra responsabilidad en obedecer sus Leyes.

El Significado y Propósito de la Ley

Objetivo 1. Enumere los Diez Mandamientos con sus referencias.

El Señor le dijo a Moisés corta dos tablas de piedra como las anteriores y Yo escribiré sobre las tablas las palabras que estaban en las primeras tablas que tu quebrastes (Éxodos 34:1).

Los Diez Mandamientos que Dios escribió están hechos para nosotros y lo podemos leer en Éxodo capitulo 20. El dio las leyes e instrucciones para que sus hijos lo sigan. Vamos a mirar cada Ley individualmente.

No tendrás otros dioses delante de mi.

Como hemos aprendido en la lección 2, debemos dar a Dios el primer lugar en nuestras vidas. Este mandamiento se repite en Mateo 4:10: “Adoraras al Señor tu Dios y solamente a El haz de  servirlo.”

 

No te harás ídolos ni semejanza alguna.

Nuestra lealtad es hacia Dios-no podemos dividir nuestra fidelidad. Jesús dijo que ningún hombre puede servir a dos señores (Lucas 16:13) porque aborrecerá a uno y amara a otro, o se apegara a uno y despreciara al otro. Debemos ser sinceros al Señor, amándolo con todo nuestro corazón.

 

No uses mi nombre para propósitos de maldad.

La gente rompe este tercer mandamiento cuando maldice y usa el nombre de Dios en vano. Nosotros siempre debemos darle aquel Nombre que esta sobre todos los nombres un lugar de amor, honor y respeto.

No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento para que imparta gracia a los que escuchan (Efesios 4:29).

Pero yo os digo: No juren de ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén porque es la ciudad del Gran Rey (Mateo 5:34-35).

Observa el día de Reposo y mantenlo santo

Este es el único Mandamiento no repetido en el Nuevo Testamento. La mayoría de los cristianos no observan el día de Descanso Hebreo. Ellos guardan el domingo en vez del sábado pues fue el primer día de la semana en que Jesús se levanto en medio de los muertos. ¡Cada día del Señor nos hace recordar de la Resurrección!. Es importante que asignemos un día de la semana para descansar y adorar a Dios, el día que escojamos es secundario. Colosenses 2:16 dice, “Por tanto, que nadie se constituya en juez con respecto a comida y bebida, o en cuanto a día de fiesta o luna nueva, o día de reposo.”

Algunos piensan que ciertos días son mas importante que otros, mientras algunos también pueden pensar que todos los días son lo mismo. Cada cual este plenamente convencido según su propio sentir (Romanos 14:5).

Honra a tu padre y a tu madre

Éxodos 28:12 da una especial promesa a los hijos que son obedientes: “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados en la tierra que el Señor tu Dios te da.” El Nuevo Testamento refuerza este mandamiento.

“Hijos, obedezcan a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo.” (Efesios 6:1)

No Mataras

El primer asesino fue Caín quien mato a su hermano Abel. Caín talvez pensó que nadie había visto lo que paso, pero Dios lo vio. El le dijo a Caín, “¿Que ha hecho? la voz de la sangre de tu hermano clama a mi desde la tierra. Como una voz que pide venganza.” (Génesis 4:10). Matar es un pecado que tiene reacciones en cadena. Daña a la familia y amigos de ambos, el asesino y el que ha sido asesinado. Así también es una grave ofensa a Dios quien ha hecho al hombre a su propia imagen.

No cometerás Adulterio

Adulterio es el pecado de romper el contrato matrimonial teniendo relaciones sexuales con alguien mas que no sea su cónyuge. Hebreos 13:4 dice. “El matrimonio debe ser honrado por todos, los esposos y las esposas deben ser fieles del uno al otro. Dios ha de juzgar aquellos que son inmorales y  aquellos que cometen adulterio.”

No Hurtaras

Es erróneo tomar algo que no te pertenece. Aun si la persona de quien has robado es rica en posesiones materiales y no lo necesita.

El que roba, no robe mas, sino mas bien que trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno; a fin de que tenga que compartir con el que tiene necesidad (Efesios 4:28).

No acuses a nadie falsamente

Este noveno mandamiento incluye toda la mentira en palabras o acciones. Dios no hace excepción entre “las buenas” y las “malas” mentiras-toda acusación falsa es perversa el salmo 101:7 dice. “No mentira ha de vivir en mi palacio, ningún hipócrita permanecerá en mi presencia.”

Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, los que practican magia, los idolatras, y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. (Apocalipsis 21:8).

No codiciaras nada de tu prójimo

Cuando uno desea erróneamente lo que pertenece a otra persona es llamado codicia Lucas 12:15 lo pone en el siguiente contexto. Estén atentos y guárdense de toda forma de avaricia, porque aun cuando alguien tenga abundancia, su vida no consiste en sus bienes.

Dios nos dio estas leyes para enseñarnos lo que es correcto y lo que es erróneo. Para guiarnos cuando necesitamos tomar decisiones.

Entonces, ¿para que fue dada la Ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniera la descendencia a la cual había sido hecha la promesa, la Ley que fue promulgada mediante Ángeles por mano de un mediador…. Así que la Ley estuvo en cuidado de nosotros hasta que Cristo viniese, a fin de que seamos justificados por El (Galatas 3:19-24).

La Obediencia a la Ley

Objetivo 2. Identificar la responsabilidad de un creyente hacia la Ley de Dios.

El Señor requiere que nosotros mantengamos sus Mandamientos no solo en acciones, pero así también en nuestras actitudes, actitudes de amor, de preferir a otros sobre nosotros mismos.

Los Mandamientos. “No cometas adulterio; no mates; no hurtes; no desees lo que pertenece a otro”—Todos estos y algo mas, están comprendidos en un solo Mandamiento, “Amar a tu prójimo como a ti mismo” (Romanos 13:9).

“Nuestro amor por Dios significa que guardemos  sus Mandamientos, y sus Mandamientos no son gravosos.” (1 de Juan 5:3).

Sabemos que guardando sus Mandamientos no nos salvara. Hemos sido salvados por gracia a través de nuestra fe en Cristo Jesús. Efesios 2:8-9 lo confirma!

Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios; no por obras para que nadie alardee.

Sin embargo, obedecemos al Señor puesto que somos sus hijos queremos sobretodo complacerle. Si rompemos algunos de sus mandamientos, debemos inmediatamente pedirle a Dios nos perdone y nos limpie de nuestros pecados.

Hijos míos les escribo estas cosas para que no pequen. Y si alguno peca, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo, el Justo. El mismo es la propiciación por nuestros pecados, y no solo por los nuestros, sino también por los del mundo entero (Primera de Juan 2:1-2).

Alguna vez se ha sentido débil y con deseos de desobedecer? El Señor Jesús te puede ayudar y te dará la fuerza que tu necesitas. ¿Te gustaría inclinar tu cabeza y pedir por esa ayuda en este momento?

Padre que estas en los cielos, te pido me perdones por dejar de amarte como debería, ayúdame a no pecar y ser obediente.

Señor, yo quiero amarte mas y ser el defensor de su nombre mas que amar y defender a mi propia familia. Dame tu fuerza, te pido, lo que te pido lo hago en el nombre de Jesús quien dio su vida por mi. Amen.

Get more than a Sunday sermon. Get to know others seeking God’s guidance and wisdom for life.
We are here to help and encourage you! Send a prayer request now, or call 1‑800‑700‑7000
Can God change your life? God made it possible for you to know. Discover God's peace now.
Donate